Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Rodando CINE | July 24, 2014

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Abre la Berlinale concierto de los Stones

La inauguracion de la edición 58 del Festival de Cine de Berlín fue testigo de una combinación de dos de los máximos representantes de los mundos del cine y la música: Martin Scorsese y el grupo The Rolling Stones, quienes presentaron el documental “Shine a Light”El Festival Internacional de Cine de Berlín dio inicio actividades y vaya de que forma. Por primera vez en su historia lo hizo con un documental y fue con el grupo The Rolling Stones como protagonista.

Shine a light, dirigida por el estadounidense Martin Scorsese, consigue que las cámaras se metan en la intimidad de un concierto de la banda británica al interior de un teatro neoyorquino, por lo que sus admiradores podrán deleitarse, a través de las 16 cámaras utilizadas por Scorsese plasmando escenas de Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts y Ron Wood, raramente vistas hasta ahora.

La energía, la experiencia, la profesionalidad, la alegría y la destreza de los cuatro músicos sobre el escenario es la materia prima del trabajo de Scorsese, que pretende sobre todo “el mayor acercamiento posible a la experiencia de un show en vivo”, según explicó en rueda de prensa.

El filme, que se presentó fuera de concurso en calidad de estreno mundial, se basa en dos conciertos de Sus satánicas majestades en el Beacon Theater de Nueva York, celebrados en septiembre de 2006.

“Con la posición de las cámaras y los cortes intentamos acercarnos lo más posible a la energía de un concierto en directo”, dijo Scorsese, quien utilizó 150 kilómetros de película para inmortalizar la fogosidad de los rockeros. Para ello, recurrió a un equipo de operadores de cámara de primer nivel, entre ellos, el mexicano Emmanuel Lubezki.

“No quería hacer un documental, quería inmortalizar la esencia misma del espectáculo”, confió el cineasta.

Jagger quería grabar la actuación multitudinaria que la banda ofreció en las playas de Río de Janeiro, pero Scorsese prefirió la intimidad de un teatro, “para registrar la complicidad de lo que pasa entre la banda sobre el escenario”.

Sus Satánicas Majestades: Charlie Watts, Ron Wood, Keith Richards y Mick Jagger hicieron enloquecer tanto a fans, fotógrafos y periodistas que se dieron cita en la alfombra roja del Festival de Berlin

Shine a light es “una mirada muy íntima sobre lo que son las relaciones en el escenario, que yo nunca antes había visto en una película de un concierto”, añadió el vocalista de la banda.

A través de la destreza de las cámaras y el montaje, Scorsese consigue mostrar la química que hay entre los músicos, se detiene en sus sonrisas, en sus miradas, dejando al descubierto los entresijos de una máquina que funciona a la perfección.

La música está en primer plano, con clásicos revisados y temas menos conocidos.

No faltó la comparación con el documental ya legendario que Jean Luc Godard rodó sobre los Stones, Sympathy for the devil, en el que el cineasta francés sigue el proceso de creación de una de las canciones más famosas del grupo. “Dos grandes directores, dos películas muy diferentes”, resumió Jagger. “Cada uno capturó momentos limitados en el tiempo muy distintos”.

“La música de los Stones siempre me inspiró, es parte de mi vida. Siempre generó imágenes en mi cabeza”, afirmó el director. “Hace años que hablábamos de hacer algo juntos. Y cada vez que los veía actuar, sentía la necesidad de tener una cámara en la mano. Así empezó todo”.

Visitantes llegan a esta pagina buscando:

Nadie a llegado a esta página por un buscador, todavía!

Envía un comentario

Deja un comentario